miércoles, 19 de diciembre de 2012

Jeff, who lives at home: el destino que todos buscamos

Everyone and everything is interconnected in this universe. Stay Pure of heart and you will see the signs. Follow the signs, and you will uncover your destiny. -Jeff

Jeff, who lives at home es una pelicula de cine independiente estadounidense, dirigida por los Hermanos Duplass (Jay y Mark) y protagonizada por Jason Segel, Ed Helms y Susan Sarandon. La historia la conduce el personaje de Segel, Jeff, que es un treinteañero pringado que vive con su madre (Sarandon). Durante la búsqueda de su destino, se cruza con su hermano (Helms) que tiene problemas maritales y al final los caminos acaban confluyendo en un punto de unión entre la madre y los 2 hijos. Hasta aquí parece una típica comedia protagonizada por Segel, pero en su planteamiento, historia y personajes esta el punto diferenciador. Además de la forma en que se ha rodado, bastante intima en cuanto a movimientos de cámara  con un estilo bastante "documental" y un uso (muchas veces excesivo) de zooms. Pero no nos adelantemos.

La película transcurre durante un día en la vida de los protagonistas. Jeff en casa pensando en su vida, el destino y la película Señales. La madre en su trabajo monótono y pidiendo como único regalo de cumpleaños (sí, es su aniversario) que su hijo espabile. Mientras, el personaje de Helms tiene una disputa con su mujer. Así se presenta la historia, y de buenas a primeras admito que me echaba bastante para atrás los primeros 10-15 minutos de film. Pero poco a poco consiguen crearte un sentimiento de cariño con los personajes y una sensación de querer acompañarlos donde quiera que los lleve el destino de Jeff. Y hablo de destino, porque ese es el motor de la acción de la película. Porque el protagonista tiene una forma de ver y apreciar el mundo que lo lleva a seguir sus impulsos por irracionales que sean, como seguir a alguien hasta ser atracado, colarse en un restaurante formal para espiar a la mujer de su hermano o perseguir un camión de dulces.

Insisto, por estas diferentes ocurrencias puede sonar a comedía absurda y burda, mal hecha. Pero en ningún momento ese es el tono de la película, de hecho la sensación inicial es hasta de un estilo realista rozando el mokumentary (sobretodo por como trabajan la cámara, en un estilo muy videográfico). Y es ese estilo creíble, las actuaciones de este reparto de primera y junto con la evolución de la historia lo que hace que, cuando al principio querías tirar la película por la ventana, al final una parte de ti se acabe emocionando y guardando un hueco en el corazón para esta historia.

Sinceramente, mis sentimientos con el film han ido in crescendo, desde un comienzo algo frío pero simpático, a un final emotivo que me ha arrancado una buena sonrisa. Lo más destacable es la actuación del trío protagonista, entre los cuales no podría elegir a uno. Cada cual es una pieza del engranaje que hace esta película especial. Luego la historia y el guión están bastante bien hechos y conseguidos (tampoco es la quinta esencia del cine, pero funciona y muy bien) que cogido de la mano del trabajo de cámara (algo mareante al principio con tanto uso del zoom hasta que te acostumbras) consiguen coger un día en la vida de tres anónimos y hacerla grande e importante para el espectador.

Al final no es lo que todos buscamos y nos identificamos? La necesidad de encontrar nuestro destino, nuestro camino. Estar seguros de hacer lo correcto en la dirección indicada para nosotros, para no tener que dar media vuelta por el camino. El miedo a descarrilar que tenemos todos, sobretodo ante cambios importantes y decisiones de gran embergadura. Todos deseamos ser Jeff en algún momento, con su capacidad de seguir sus impulsos sin miedos, buscando ese destino que lo haga feliz y sentirse realizado.

Puntuación: 7.5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...